Sirope de jengibrePara los franceses es sirop de gingembre. Para nosotros es sirope de jengibre. Y sus recetas recorren los hogares por tradición como parte de la cultura gastronómica o medicinal.

El jengibre, kion o quion es una planta. Su  tallo subterráneo es un rizoma horizontal reconocido por su aroma y sabor picante. También es apreciado por su uso en la medicina alternativa.  Así mismo, los rizomas han llegado a la mayoría de las cocinas del mundo desde la cocina asiática. Los rizomas tiernos son jugosos y carnosos, con un fuerte sabor, mientras las raíces desarrolladas son fibrosas y secas.

La cocina china emplea el jugo de los rizomas viejos como condimento para disimular otros aromas y sabores más fuertes, como el de marisco y  cordero. En la cocina occidental, se usa seco o en polvo, para preparar caramelos o pan y para saborizar galletas.

¿Que es el sirope o jarabe de jengibre?

El sirope de jengibre es un jarabe que generalmente tiene usos medicinales.

Una de las recetas transmitida generacionalmente consiste en:

  • Mezclar 1 taza de azúcar y 1 taza de agua en una olla.
  • Se hierve a fuego lento hasta que el azúcar se disuelve, revolviendo periódicamente.
  • Se añade 1/2 taza de jengibre fresco en rodajas finas, y se continúa la cocción a fuego lento durante quince minutos.
  • Al retirar del fuego, se le añaden 2 cucharadas de jugo de limón cuando está frío.
  • Posteriormente se vierte  en un recipiente a través un colador.

Otra de las propuestas para lograr un sirope de jengibre puede ser:

  • Cocinar  2 cucharadas de jengibre seco o 4 de jengibre fresco por cada 600 mililitros de agua.
  • Se deja cocer a fuego lento entre veinte y treinta  minutos.
  • Luego hay que colar y añadir 200 gramos de miel al líquido formado; dejándolo a fuego lento hasta que espese.
  • Hay que tener cuidado de guardarlo en un recipiente en lugar fresco cuando se ha enfriado para resguardar al máximo los componentes activos.

jarabe de jengibre para adelgazar

Algunos especialistas consideran que para potenciar su valor inmunológico se le puede añadir romero a partes iguales durante la cocción.

El sirope de jengibre es reconocido como un  jarabe natural para resfriados y su consumo se considera muy útil aún como acción preventiva para prevenir los estados de resfrío y congestión.

Es real que el jengibre, la miel de abejas y el limón son considerados óptimos remedios caseros para los tratamientos naturales. Si se suma a las propiedades individuales el poder que obtienen en una preparación conjunta, es justo reconocer que se logra una maravillosa medicina natural.

Los tres productos son muy beneficiosos para el sistema inmune.

Tanto la miel como el limón son eficaces contra infecciones, y las tres ayudan a combatir inflamaciones, alivian el sistema respiratorio y otorgan energía. La  mezcla actúa directamente en tu sistema inmunológico si la usas con constancia.

¿Cómo preparar jarabe de jengibre?

Para prepara jarabe de jengibre para el resfriado: Se necesitan 2 limones, 1 raíz de jengibre de tamaño mediano y 500 gramos de miel de abejas pura.

Preparación:

  1. Hay que lavar el limón y cortar en rodajas finas. También hay que pelar el jengibre y cortar rodajas finas.
  2. Colocar ambos ingredientes en un frasco de vidrio limpio de 1litro.
  3. Agregar  la miel, evitando llenar el frasco hasta el borde.
  4. Dejar descansar veinticuatro horas para que el limón y el jengibre eliminen su jugo.
  5. Posteriormente hay que cerrar el frasco y colocar en la nevera durante un mes.
  6. Cuando la mezcla se convierte en una gelatina, se sugiere diluirla con un poco de agua hervida aún caliente para que sea más fácil de beber.

recetas jarabe de jengibre

Así el sirope de jengibre está listo para atacar el resfriado.

La dosis diaria recomendada para adultos es de 2 cucharadas por día y para los niños mayores de tres años, de  1/2 cucharadita dos veces al día.

En Francia se usa una sencilla receta que permite obtener el jengibre cristalizado y el sirope de jengibre. El jengibre cristalizado se puede consumir  como golosina, tentempié o añadir cortado a recetas de muffins, cupcakes o galletitas.  El sirope de jengibre se puede utilizar para endulzar el café o el té, añadir a los helados o preparar el ginger ale.

Se necesitan 150 gramos de jengibre fresco,  250 gramos de azúcar blanco, 300 mililitros  de agua minera, media cucharada sopera de glucosa.  Además hay que reservar agua mineral extra para blanquear y azúcar blanco extra para cubrir.

El proceso consiste en:

  1. Pelar el jengibre con una cuchara o el reverso del cuchillo.
  2. Lavarlo, secarlo y cortarlo en rodajas de 3 milímetros  de grosor.
  3. Para blanquearlo es preciso colocar en un recipiente  mediano las rodajas de jengibre y cubrir con agua, tapándolo  y haciendo hervir.
  4. Cuando comienza a hervir, bajar a fuego medio y cocinar durante diez minutos.
  5. Escurrir el jengibre  y repetir el procedimiento.
  6. Para confitar colocar en el recipiente el jengibre ya blanqueado, el azúcar, el agua y la glucosa.
  7. Cocinar a fuego medio hasta que el jengibre esté blando y el líquido tenga textura de sirope o miel líquida.
  8. Este proceso suele tardar aproximadamente una hora.
  9. Retirar del fuego.

Sirope de jengibre para adelgazar

Una opción es, preparar un bol con 50 gramos de azúcar. Escurrir el jengibre con un colador de metal, guardando el sirope y rebozarlo en el azúcar. Colocar el jengibre rebozado sobre una rejilla y dejarlo secar unas horas. Cuando está  seco, guardarlo en un tarro hermético a temperatura ambiente. El sirope, una vez frío, conservarlo dentro de un pote hermético en heladera.

La otra propuesta consiste en colocar el jengibre junto con el sirope en un recipiente, asegurándose de que el jengibre quede cubierto por el sirope y dejarlo enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, taparlo y guardarlo en la heladera.

Para preparar el sirope de jengibre se recomienda emplear fracciones de jengibre de tamaño pequeño porque son menos fibrosos que los grandes.

En el momento de confitar, hay que prestar mucha atención al sirope para evitar que comience a burbujear y se rebase. En este punto el sirope de jengibre ya está cocido y puede retirarse del fuego.

También se sugiere utilizar sirope de maíz o glucosa para la preparación  ya que impide que el sirope de jengibre se  cristalice una vez que  se enfríe.

Hay que tener en cuenta que el tiempo de secado no es preciso porque depende de la humedad ambiental (en un clima húmedo pueden llegar a tardar hasta 2 días en secarse).

Preparar sirop de gingembre o sirope de jengibre requiere de un proceso simple y pocos ingredientes. Su uso, ya sea para la gastronomía o para tratamientos medicinales naturales es recomendado por todos aquellos que lo han probado y comprobado sus propiedades.

Resumen
Fecha
Nombre
Sirope de jengibre
Autor
5