¿Cómo hacer un sirope casero de grosella?

La grosella es una fruta silvestre que posee una semilla pequeña pero bastante dura en el centro. Su sabor ácido es delicioso. Debido a esta semilla, es recomendable deshacerse de ella si vas a hacer sirope o mermeladas. Podemos hacer un jugo de grosellas y le agregamos un poco de zumo de limón para intensificar el sabor.

sirope-de-grosella

Los ingredientes que necesitamos para crear un sirope de grosellas son:

  • 250 gramos de grosellas
  • El zumo de medio limón
  • ½ litro de agua
  • 4 cucharadas de azúcar de caña orgánica

Tenemos los ingredientes, ¿Cómo lo preparamos entonces?

  1. Lo primero que debes hacer es picar en trozos las grosellas sin semillas ni hojas.
  2. Las colocas esparcidas en una bandeja y le añades la azúcar y el zumo de limón.
  3. Esta preparación debe dejarse toda la noche reposando.
  4. Al día siguiente, tienes dos opciones: ponerlo al fuego y cocinar hasta que se cree un jarabe líquido o puedes crear un zumo.
  5. Si quieres hacer la versión con el zumo, debes licuarlo hasta por tres minutos con 1/5 litro de agua  y con la opción más fuerte de tu electrodoméstico.
  6. Pero si quieres crear la opción con jarabe, debes calentar a fuego medio por máximo 20 minutos toda la fruta que se estuvo macerando el día anterior con dos cucharadas de agua.
  7. Luego, coloca en tu batidor 1/5 litro de agua hasta que toda la fruta extraiga el máximo jugo. Esto se debe dejar máximo 3 minutos.

Ambas versiones se deben filtrar con una paleta de madera, dura unos 10 minutos más o menos.

Una vez que esté listo lo podrás usar en ricos raspados naturales, en pasteles de queso con grosellas, magdalenas, bizcochos, muffins, pasteles, bebidas alcohólicas y no alcohólicas y una infinidad de helados. ¡Disfruta este refrescante sirope!

Otros tipos de sirope:

Resumen
Fecha
Nombre
Sirope de grosella
Autor
5